Reportaje

El desierto de Arizona

Los migrantes que cruzan el desierto de Arizona enfrentan peligros durante todo su trayecto, en el siguiente reportaje se profundiza el proceso de migración de un mexicano desde el momento en que toma la decisión de irse hasta que llega «del otro lado».

Migrantes nos cuentan como fue su trayecto, lo que enfrentaron e incluso como ayudaron a más mexicanos a cruzar en busca de un mejor futuro.

Testimonio en podcast

Un recorrido con futuro incierto

Angélica Orozco, 2015

Migración México-Estados Unidos

La migración ilegal de mexicanos a nuestro país vecino, Estados Unidos, es un problema que persiste desde tiempos inmemorables. Es un fenómeno de carácter principalmente económico. Los mexicanos que tratan de cruzar a Estados Unidos son en su mayoría en búsqueda de mayores oportunidades, tanto para estudiar como para tener un empleo que les permita sobrevivir. La pobreza en algunos casos es tal que no les permite costear ni la educación primaria en una escuela pública para sus hijos. Otra de las razones más comunes es la unificación familiar, sobre todo en el caso de niños, adolescentes y mujeres migrantes quienes ya tienen a parte de su familia en el país vecino. Finalmente la tercera razón que causa el movimiento es la violencia que se vive en su lugar de residencia, la presencia de grupos criminales y pandillas de violencia que exigen rentas o pagos, de no cumplirse el castigo se traduce en secuestros y homicidios. 

Los mexicanos que toman la decisión de migrar saben a los que se enfrentan en el camino, saben que pueden ser victimas de delitos, violencia, violaciones, delincuencia, maltrato, secuestros e incluso perder la vida. Pero sus motivos son mucho más fuertes, por lo que deciden correr el riesgo. El migrante se pone en situaciones de peligro en todo momento. 

Los estados de la República Mexicana con mayor numero de expulsión de migrantes en la década 2004-2014 según datos del EMIF son Michoacán, Guanajuato, Jalisco y Chiapas como los cuatro principales. Seguidamente se encuentran Sinaloa, Oaxaca, Veracruz, Sonora y el Estado de México. A su llegada a Estados Unidos la mayoría de los migrantes se dirige a los estados de California, Texas, Arizona, Nuevo México y Florida. En un 20% a 30% de los migrantes no tienen un destino o ruta especifica, van a aventurarse para ver que oportunidades pueden encontrar en el camino. 

Según datos de la EMIF el flujo de migrantes mexicanos ilegales a Estados Unidos ha disminuido de 2004 a 2014. La cantidad de mexicanos cruzando la frontera llego a su mayor número en 2006, de ahí en adelante los números han decrecido. En la siguiente gráfica podemos observar la cantidad de migrantes en los años mencionados. 

De esta cantidad se puede hacer una gran subdivisión entre los que cruzan de manera legal, con documentos y quienes no cuentan con el papeleo necesario por lo que son ilegales. El la siguiente tabla podemos ver como de 2004 a 2014 el número de indocumentados ha disminuido drásticamente. En el año 2004 el porcentaje de indocumentados era de un 70%, en el año 2014 las cifras se encuentran en sitios similares con 51% de migrantes con documentos y 49% sin documentos.